Mejor bicicleta eléctrica

Las 5 MEJORES bicicletas eléctricas calidad precio | Comparativa 2020

No busques más, estás en el lugar adecuado, aquí encontrarás las mejores bicicletas eléctricas para este año, así que lee con atención hasta el final del artículo.

Buenas bicicletas eléctricas sí, ¡pero no carísimas!

A poco que hayas investigado habrás visto que hay bicicletas eléctricas que pueden ir desde 700 hasta más de 10.000 euros. ¡Una barbaridad!

Nosotros etiquetamos una bicicleta eléctrica de más de 2.000 euros como “profesional” y, por tanto, queda descartada de este análisis.

Si estás buscando un modo alternativo de moverte y no quieres cansarte muchísimo, llegar sudado o simplemente tienes que afrontar grandes distancias diarias puede que una bicicleta eléctrica sea tu mejor opción. La mayoría de las bicis son para ciudad, aunque también hemos incluido algún versátil modelo de montaña.

En este artículo analizaremos las mejores bicicletas eléctricas calidad precio para que no tengas que dejarte un pastizal y, al mismo tiempo, puedas disfrutar de un producto que transmita calidad en cada pedalada.

Te recomendamos que leas con atención cada análisis, así podrás comprar una bicicleta eléctrica que se adapte a tus necesidades concretas

 

Análisis de las mejores bicicletas eléctricas

En el número 5: Biwbik Mod. Sunray 200

Bicicleta eléctrica Biwbik Sunray 200

La Biwbik Mod. Sunray 200 es una bicicleta de paseo que tiene un precio muy económico y, siendo de gama media, podemos asegurar que tiene una buena relación calidad precio.

Por el precio que tiene no está mal el equipamiento que monta: frenos de disco, 3 modos de asistencia al pedaleo, motor de 250W, rueda de 26 x 1,95, suspensión delantera y una batería de litio de 36V 8Ah. Un punto a favor es que el fabricante vende baterías de repuesto.

La batería se puede quitar sin mucho esfuerzo, haciendo un giro del sillín.

Su principal desventaja es la autonomía, que según el fabricante es de 35 a 60 km. Por nuestra experiencia la autonomía real es de 30 a 50 km, según el peso. 

Solo la recomendamos para recorridos no muy largos o aquellos que no tengan problema en cargarla prácticamente a diario.

Por otro lado, es cierto que pesa mucho, unos 28 – 30 kg, así que más te vale o estar bien fuerte o no quedarte sin batería, puesto que pedalear sin asistencia puede hacerse bastante duro.

El montaje es muy sencillo: montar la rueda y guardabarros delantero, el portaequipajes y poco más. Te dejamos un videotutorial de su montaje de apenas 2 minutos.

Lo mejor

  • Precio
  • Equipamiento
  • Comodidad

Lo peor

  • Pesa mucho
  • Poca autonomía
  • Gama media

Ver precio

 

En el número 4: Xiaomi Qicycle

Bicicleta eléctrica plegable Xiaomi Qicycle

Te sorprende desde que abres la caja y te encuentras una bicicleta un poco atípica, con una parte inferior más bien pequeña, ruedas de poco diámetro y un diseño muy bonito pero con aspecto de poca cosa… Pero que esto no te engañe, puesto que luego se ajusta prácticamente a cualquier tamaño.

Nos ha alucinado su sistema de cambios con transmisión, como en un coche que hace que la cadena no se vaya a salir nunca y no notes ningún tirón en el cambio. El poco peso de la bicicleta es otra de sus grandes bazas para usarla como transporte urbano.

Eso sí, también hay que decir que es una bicicleta con una autonomía muy reducida en comparación con otras, apenas 45 km en modo ECO, lo cual se debe a su batería de 5.800 mAh.

Otro aspecto diferencial es que es un modelo plegable. Aunque hay que quitar el sillín para ello.

Dispone de 3 marchas y 3 modos de asistencia. Si eres un usuario exigente, seguro que te parecerá poco. También deja un poco que desear la potencia de sus luces, insuficientes si circulas a diario de noche

¿Lo mejor? Su relación calidad precio, la cual es difícil superar, ofrece mucho por poco.

Lo mejor

  • Sistema de marchas por engranaje
  • Muy ligera
  • Facilidad para encontrar recambios
  • Relación calidad precio
  • Plegable

Lo peor

  • Luces poco potentes
  • Facilidad para retirar el sillín con riesgo de robo
  • Freno delantero V-Brake

Ver precio

 

En el número 3: Moma Bikes EBIKE-28 Pro

Bicicleta eléctrica Moma EBIKE-28 Pro

La Moma Bikes EBIKE-28 Pro es ideal para ciudad y, como verás más adelante, es una pasada de bicicleta, ¡a nosotros nos gusta mucho! A diferencia de otras bicis de paseo esta puedes meterla ocasionalmente por caminos de tierra, sin ser todoterreno o una mountainbike.

Impresionante autonomía de hasta 120 km.

Se trata de un modelo muy completo: batería de 48 V 13.000 mAh, frenos de disco hidráulicos, motor de 250 W, suspensión hidráulica, ruedas de 28’’, 7 velocidades y una pantalla digital, la cual nos ha sorprendido positivamente, puesto que muestra todo tipo de información en tiempo real.

Nos ha encantado que se puede ajustar el nivel de potencia, que hace que cada uno puede regular el esfuerzo de pedalada que desea.

Es una pena que no sea impermeable, aunque puedes hacer la típica «chapuza» de recubrir los elementos eléctricos con plásticos, como la batería y la pantalla digital. Ojo, esto último bajo tu responsabilidad, puesto que el fabricante advierte de que no se puede mojar ni un poco.

No es difícil montarla pero tampoco es facilísimo.Si eres un negado en estas tareas puedes llevarla a una tienda pero, de verdad, con paciencia la tendrás lista entre 20 – 50 minutos

Es una bici grande, aun así, gracias a su cuadro de aluminio pesa 25 kg, menos que otros modelos. Recomendada para usuarios entre 165 cm y 200 cm; y soporta hasta 120 kg fácilmente, e incluso algo más.

El servicio técnico español (lo cual es una ventaja) tarda en responder pero funciona bien.

Lo mejor

  • Materiales de calidad
  • Buena relación calidad precio
  • Impresionante autonomía
  • Pantalla digital muy lograda
  • Soporte técnico

Lo peor

  • No es impermeable
  • Puedes tardar un poco en montarla

Ver precio

 

En el número 2: NCM Moscow

Bicicleta eléctrica NCM Moscow

En el número 2 se nos ha colado la NCM Moscow, una impresionante bicicleta de montaña que puedes usar perfectamente en ciudad y cuya estética dista mucho de la típica bicicleta de paseo.

No obstante, puedes añadirle un transportín o guardabarros en un futuro si lo deseas.

Tiene dos tamaños: la de 29’ y al de 27,5’, cubriendo prácticamente todas las estaturas de un adulto. Si no mides más de 1,75 mejor quédate en la de 27,5’.

Completísimo modelo: batería de 48 v 13.000 mAh, frenos de disco hidráulicos, motor de 250 W, suspensión hidráulica, cuadro de aluminio…

Alta autonomía, 120 km en este caso. De hecho, puedes conectar vía USB tus dispositivos a través de un puerto que incorpora en el manillar. ¡Súper útil!

Los usuarios más exigentes notarán que tarda alguna pedalada de más en activarse el motor, nada importante realmente.

Los materiales son muy resistentes y de calidad y soportan mucho peso, hasta 130 kg, sin que baje su rendimiento. ¡Subir cuestas con ella es una pasada!

Algunos usuarios han tenido problemas con piezas mal montadas o desajustadas y alguna pieza en mal estado, nada que no se pueda ajustar por unos 30 euros en tu taller.

Si esta bicicleta te ha enamorado, al igual que a nosotros, puede que te interese echar un ojo a su hermana mayor, la NCM Moscow Plus, pero te advertimos que hay un salto importante de precio.

Lo mejor

  • Sirve para ciudad, pero es de montaña
  • Materiales de calidad
  • Buena relación calidad precio
  • Impresionante autonomía
  • Carga USB de dispositivos

Lo peor

  • Algunas piezas vienen mal montadas
  • Ligero retardo en activarse el motor tras pedalear (nada importante)

Ver precio

 

En el número 1: NCM Milano Plus Trekking

Bicicleta eléctrica NCM Milano Plus

Este el modelo que más nos ha gustado de la marca NCM, tanto es así, que ha llegado hasta la primera posición de nuestro ranking.

Como verás, el NCM Milano Plus, es realmente parecida al NCM Venice Plus. Compra el que más te gusta, técnicamente son iguales. A nosotros nos ha parecido más cómodo el cuadro de la Milano, si tienes que subirte y bajarte constantemente pero es cuestión de gustos. Ambos, destacan por sus acabados y estética.

Líder en autonomía en nuestra comparativa, 130 km. ¡Sobran las palabras!

Incorpora prácticamente todo lo comentando en el anterior modelo descrito de NCM. Por lo que para no repetirnos te recomendamos revisar el análisis del número 2 de la lista.

Como novedad, incorpora dos frenos de discos hidráulicos con sensores en ambas palancas y un desviador trasero Shimano y una marcha adicional. Además, permite ajustar la potencia de la batería y el nivel de asistencia del motor desde la pantalla del manillar.

Es difícil encontrarle pegas, quizás podríamos hablar de que su montaje no es de los más sencillos pero tampoco es algo muy complicado.

El servicio técnico funciona de maravilla y cuando viene algún defecto de fábrica responden realmente bien sin poner pegas, cosa que es de agradecer cuando te dejas esta cantidad de dinero por Internet. Por eso, puedes estar tranquilo, basta con leer las opiniones de otros usuarios.

Lo mejor

  • Impresionante autonomía
  • Acabado y calidad de materiales
  • Carga USB de dispositivos
  • Comodidad
  • Servicio postventa

Lo peor

  • Precio elevado, pero relación calidad precio merece la pena
  • Ligero retardo en activarse el motor tras pedalear (nada importante)

Ver precio

 

Comparativa de las mejores bicicletas eléctricas

  AutonomíaTipoVelocidades 
NCM Milano Plus1. NCM Milano Plus130 kmPaseo y caminos irregulares8Ver precio
NCM Moscow2. TNCM Moscow120 kmCampo (pero también ciudad)21Ver precio
Moma EBIKE-28 Pro3. Moma EBIKE-28 Pro120 kmPaseo7Ver precio
Xiaomi Qicycle4. Xiaomi Qicycle45 kmPaseo y caminos irregulares3Ver precio
Biwbik Mod. Sunray 2005. Biwbik Sunray 20050 kmPaseo6Ver precio

 

Breve guía de compra

Lee con atención, si quieres comprarte una bicicleta eléctrica y no sabes en qué te tienes que fijar para no errar en tu decisión aquí te damos las principales claves sin volvernos demasiado técnicos. Ya sabes que en este mundillo hay mucho friki, entre los que nos incluimos 🙂

¿Y por qué comprar una bicicleta eléctrica?

Venga vale, te lo confesamos… nosotros también éramos unos haters hace unos años de las bicicletas eléctricas. Siempre habíamos pensado que una bicicleta eléctrica es de vagos y es mejor ponerte en forma. Según fue pasando el tiempo hemos dado un “volantazo” y hemos cambiado de opinión.

Comprar bicicleta eléctrica

En primer lugar, no es lo mismo coger la bicicleta de vez en cuando que cogerla todos los días. De hecho, es más fácil que cojas el hábito de ir a trabajar en bicicleta si esta es eléctrica que si no lo es.

En segundo lugar, en ciudades o urbes con cuestas resulta un alivio tener ese extra de ayuda.

En tercer lugar, resulta una alegría poder volver a montar en bicicleta si vienes de una lesión, por ejemplo en la rodilla, o no estás del todo en forma. Las bicicletas eléctricas han democratizado este medio de transporte ayudando a todo el mundo. También a personas más mayores.

En cuarto lugar, si quieres puedes llegar a cansarte. Es decir, muchas de ellas incorporan la posibilidad de ajustar la intensidad o asistencia eléctrica. Además, no te vas a librar de pedalear en cualquier caso.

En quinto lugar, hay distancias y distancias. Igual no te planteas salir a hacer una ruta de 60 kilómetros para trayectos habituales. Si la bicicleta es eléctrica la cosa cambia, pudiendo incluso sustituir a tu coche o motocicleta para casi cualquier desplazamiento en tu día a día.

¿Qué presupuesto debo dejarme?

presupuestoHe aquí la primera advertencia, tanto si quieres gastarte muy poco dinero como si buscas una bicicleta profesional este no es tu artículo.

Has de saber que es realmente complicado hacerte con una bicicleta eléctrica decente si tu presupuesto no alcanza un mínimo de 700-800 euros.

En segundo lugar, a poco que navegues por Internet encontrarás bicicletas eléctricas que fácilmente van desde los 2.000 hasta más de 10.000 euros. Para nosotros esas entran en la categoría de profesionales y quedan fuera de este análisis.

Por tanto, podemos concluir que el presupuesto del que debes disponer para comprarte una buena bicicleta eléctrica rondará entre los 700 y los 2.000 euros.

¿Qué tipos de bicicleta eléctrica existen y cuál debo elegir?

Podemos dividir estos en los siguiente modelos:

De paseo

Estos modelos unisex tienen una estética más clásica o vintage, como los que puedes encontrar por los países del norte de Europa, donde hay una cultura más extendida de su uso en las ciudades.

Bicicleta eléctrica Biwbik Sunray 200

Destacan por guardar la batería debajo del sillín en la tija, la ausencia del cilindro superior en el cuadro y por unas ruedas finas, claramente diseñadas para el asfalto.

Si la vas a usar para moverte por terrenos urbanos como el desplazamiento al trabajo o trayectos similares son las más cómodas. Normalmente, porque también incorporan un portaequipajes. Por ese motivo, son las que más destacan en nuestro artículo.

De montaña:

Su aspecto es el clásico que te viene a la mente cuando piensas en una mountainbike, con la batería integrada en el cuadro. Las ruedas son más anchas que las de paseo y no suelen incorporar portaequipajes.

Bicicleta eléctrica NCM Moscow

Si vas a combinar terrenos urbanos con terrenos de campo más accidentados o de tierra, esta debe ser tu opción

Sabemos que a algunos usuarios no les entra por los ojos la bicis de paseo y, por este motivo, aunque no están especialmente diseñadas para ciudad pueden ser una buena elección para estos casos.

Además, siempre puedes ir con la bici a gozar al campo los fines de semana. 

Plegables:

Estas destacan por tener el centro de gravedad más bajo, una ruedas de menor diámetro y poder plegarse, principalmente por el cuadro. Dependiendo del modelo, también se pliegan los pedales, y el manillar.

Bicicleta AFX Goteborg plegada

Su autonomía suele ser bastante menor que la del resto de bicicletas, puesto que están pensadas para trayectos cortos.

Solo te la recomendamos si tienes que guardarla dentro de una habitación y necesitas que ocupe poco, porque de lo contrario te advertimos que da pereza estar todo el rato plegándola y desplegándola. 

De carretera:

Por increíble que parezca, existen bicicletas eléctricas de carretera, también con la batería integrada en el cuadro. No merece la pena que te compres una si no estás dispuesto a desembolsar un mínimo de 2.500-3.000 euros. Son una verdadera pasada, aunque el precio normalmente echa para atrás a todos los usuarios que no tienen un alto nivel de ciclismo. De hecho, pueden llegar a costar más de 10.000 euros.

Bicicle eléctrica de carretera Cannondale Synapse Neo

Por ese motivo, incluimos a todas ellas en la categoría de “profesionales” y quedan fuera de nuestro análisis por salirse del presupuesto tope de 2.000 euros.

¿Qué autonomía?

En las bicicletas eléctricas la autonomía puede variar entre rangos muy dispares, que van desde los poco más de 20 kilómetros hasta los 150 kilómetros en los modelos más caros. 

En el caso de que quieras recorrer largas distancias a menudo tendrás que optar por un modelo de mayor autonomía, también puede ser el caso si no quieres estar cargándola todos los días.

Un aspecto fundamental, es que la gran mayoría de los modelos tienen acceso a la batería y ésta se puede extraer y cargar fuera de la bicicleta, lo que hace realmente cómodo cargarla en el trabajo o en tu casa.

Finalmente, te indicamos que las baterías pierden capacidad con el tiempo, por lo que cuanto más batería mejor. Eso sí, ten en cuenta que a más autonomía más presupuesto y tu bici además pesará más.

Asistencia y marchas

Otro aspecto que deberás tener en cuenta es la relación entre las marchas y los modos de asistencia eléctrica, que en algunos casos dan una gran cantidad de posibilidades.

A mayor número de marchas, más modos de transmitir tu pedaleo a la rueda motriz (la trasera). Esto hará que se adapte mejor a tu necesidad en cada momento.

Sistema de cambios de una bicicleta

La asistencia eléctrica es la ayuda que dará el motor eléctrico a tu pedaleo. En Europa es obligatorio que el motor eléctrico sólo funcione si se pedalea. Olvídate de no hacer un mínimo de esfuerzo.

A nosotros nos gusta que tenga muchos modos de asistencia, puesto que te dará más posibilidades de ayuda a tu pedaleo, pudiendo variar el esfuerzo necesario.

Muchas bicicletas eléctricas tienen la posibilidad de apagar el motor y quitar la asistencia, lo cual no es muy recomendable, puesto que pesan mucho más que una bicicleta corriente.

Por otro lado, la gran mayoría tienen un modo de asistencia potente que te permitirá subir cuestas casi sin enterarte.

No te obsesiones demasiado, a partir de 7 velocidades diferentes ya tendrás, con toda seguridad, suficiente para afrontar cualquier tipo de camino.

Sistema de frenado

La asistencia eléctrica implica que vas moverte hasta 25 km/h en un entorno, como es el urbano, el cual es bastante impredecible. Puedes encontrarte con imprevistos como una puerta de un coche abierta o un peatón que cruza despistado y, en estos casos, necesitarás frenar eficazmente.

Hay varios tipos de frenos:

  • V-Brake, frenos clásicos que tienen zapatas de goma que detienen por fricción la llanta de la bicicleta presionándola como unas pinzas. Son los que peor funcionan.

Frenos tipo v-brake

  • De disco, actualmente los encontrarás en la gran mayoría de las bicicletas de alta gama. Consisten en un disco metálico montado en el eje de la rueda y un sistema de pastillas que pinzan el disco y lo frenan por fricción, para reducir la velocidad. Es muy similar al mecanismo de los coches. Funcionan mejor.

Frenos de disco para bicicleta

  • De tambor, un sistema cerrado en el cual una zapata detiene por fricción una rueda metálica. El sistema suele ir cerrado de forma estanca y no puedes verlo por fuera como en el resto.

Freno de tambor para bicicleta

Diámetro de las ruedas

En primer lugar, están las bicicletas plegables cuyas ruedas son más pequeñas para para favorecer el plegado y que ocupen el mínimo espacio. Estas suelen tener un diámetro de entre 16 y 20 pulgadas, frente a las 26, 27 y 29 pulgadas habituales en una bicicleta estándar.

Un aumento del diámetro de las ruedas conlleva una mayor estabilidad y, por contra, una reducción en la capacidad de giro

En las bicicletas plegables el diámetro más pequeño hace que sea más difíciles de manejar pero, por el contrario, muy maniobrables en el entorno urbano.

En cualquier caso, si eres una persona más pesada te recomendamos un diámetro grande.

Motor

Es un apartado que no debas tener muy en cuenta, puesto que la normativa al limitar tanto la potencia apenas vas notar la diferencia entre un modelo y otro.

Motor eléctrico para una bicicleta

La mayoría de motores tienen una potencia de 250 W, que es el máximo por normativa y te dará esos 25 km/h de velocidad máxima con asistencia eléctrica. Es una velocidad más que adecuada para moverse de un lado a otro.

No hace falta profundizar en el aspecto más técnico. La mayoría de los motores de las bicicletas eléctricas son tipo Brushless. Te dejamos éste enlace por si quieres investigar un poco más sobre el tema. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

 

Otros artículos relacionados

Puede que estés interesado en ver otros artículos relacionados si aún no has terminado de decidirte.

Deja un comentario

error: Content is protected !!